WHAT'S NEW?
  • We are happy to share the Korean edition with you. READ MORE
  • Don’t miss the newest edition – The Chinese manual READ MORE
  • New: Case studies on investigative reporting from the Balkans READ MORE

Para un periodista de investigación es crucial encontrar, desarrollar y conservar buenas fuentes. Las más importantes y confiables suelen ser los testigos presenciales, esto es personas con experiencia de primera mano o que están de alguna u otra manera involucradas en forma directa en una historia. Se puede identificar testigos recabando los nombres de personas que estuvieron presentes en la escena o simplemente abordándolos en el lugar del hecho. Si la gente dice haber estado presente o involucrada, se debe verificar si eso efectivamente es así. Si un testigo es a la vez protagonista de la historia, puede ser fundamental. En la medida en que el periodista informe desde el lugar de los acontecimientos será
también un testigo.

Cada historia debe ampliar la red de contactos, lo que suele ocurrir naturalmente a medida que se va desarrollando el trabajo periodístico. Pero en un proyecto específico se debe ser proactivo en la construcción de una red de fuentes muy
creíbles que debe incluir a los colegas periodistas, que son contactos personales muy valiosos. Excepto que se compita por la misma historia, cuando quizás se prefiera no compartir los detalles.

También se puede investigar a las personas asociadas públicamente con el protagonista de la investigación, en clubes deportivos, organizaciones religiosas y de beneficencia. Al estar relacionadas de alguna manera con el protagonista,
estas personas pueden tener una cierta disposición o actitud sesgada hacia él o ella, lo que se debe evaluar a la hora de hacer las averiguaciones pertinentes. También son claves las personas como exsocios en negocios, exesposas, empleados,
médicos, docentes o exoficiales de policía o de las fuerzas armadas, o gente con la que mantuvo una disputa o un litigio que tomaron estado público, pero recuerde que lo que le contarán estará teñido de sus emociones y actitudes. El periodista y cientista social Joe Hanlon lo llama “encontrar a la mujer que sabe”. Pero en todos estos casos, estos testigos hablarán desde sus emociones y sentimientos.