WHAT'S NEW?
  • We are happy to share the Korean edition with you. READ MORE
  • Don’t miss the newest edition – The Chinese manual READ MORE
  • New: Case studies on investigative reporting from the Balkans READ MORE

Una forma de protección legal para el periodista y su fuente es firmar un documento ante una autoridad. A menudo, personas influyentes tienen egos grandes y los mismos rasgos de personalidad que hacen que sean individualistas y autoritarias en el trato con usted pueden ser los que los impulsaron a “salir de la guarida” y ofrecerle la información que usted necesita.

Este tipo de declaración legal, inicialada en cada página y firmada en presencia de un notario, es válida ante los tribunales en la mayoría de los países y tiene consecuencias legales, como que la fuente está dispuesta a comparecer ante los tribunales y aportar evidencia de ser necesario. Es aconsejable que el acuerdo quede en custodia de un abogado de confianza. Si el reportaje deriva en un recurso o una acción legal, la existencia de un affidávit le indica a la persona que
ha interpuesto el recurso que la fuente está dispuesta a revelar su identidad si el tribunal le ofrece protección. También le sirve de protección si más adelante su fuente se retracta.