WHAT'S NEW?
  • We are happy to share the Korean edition with you. READ MORE
  • Don’t miss the newest edition – The Chinese manual READ MORE
  • New: Case studies on investigative reporting from the Balkans READ MORE

Con el fin de evitar perder el tiempo en el seguimiento de una historia, puede resultar útil pensar en términos de mínimo y máximo. En cuanto surja la posibilidad de una historia, vale la pena ponerse en comunicación con otras personas de la redacción que puedan participar en el trabajo de investigación. Esta etapa es crucial para armar un equipo y dirigir un proyecto a través de buenas relaciones de trabajo. La comunicación con colegas y decisores de su confi  nza desde el momento en el que la historia comience a tomar forma sentará las bases para un equipo fuerte y una buena ubicación de su proyecto en el medio en el que será publicado.

Utilizar el sentido común:

  • >  Contactar a las personas que podrían acompañar en forma discreta y sin hacer alarde de la historia que piensa investigar en una reunión de redacción. ¡A veces es importante trabajar a puertas cerradas!
  • >  Seleccionar a los miembros del equipo cuidadosamente, asegurándose de que tratarán el tema con la debida discreción.
  • >  No anticipar los detalles cuando solo se trata de una propuesta de trabajo y que requiere más averiguaciones. Por lo tanto, es importante dejar bien en claro en qué etapa está la información compartida y la necesidad de guardar discreción al respecto.

Una vez clasificadas las pistas, rumores e informaciones recibidas, el periodista querrá empezar lo antes posible con la investigación. No obstante, es conveniente planificar los pasos a seguir. ¿Cuáles son los primeros pasos a dar y qué hay que tener presente antes y durante la investigación? El próximo capítulo ilustrará estas preguntas.