WHAT'S NEW?
  • We are happy to share the Korean edition with you. READ MORE
  • Don’t miss the newest edition – The Chinese manual READ MORE
  • New: Case studies on investigative reporting from the Balkans READ MORE

NOTA: sin ser una guía completa de escritura para radio y televisión, este apartado brinda algunas pistas acerca de cómo usar el lenguaje y construir una buena narrativa para una investigación de radio o televisión.


Toda historia de radio y televisión está acompañada de una grabación en video o de audios con testimonios. La misma imagen o cita puede contar muchas historias diferentes, dependiendo del contexto. El comentario que lo acompaña tiene por objeto asegurar una mejor comprensión de la historia por parte de la audiencia.

Un texto inteligente puede hacer ver a los espectadores una imagen convencional o un audio monótono bajo una nueva luz. En el caso de la radio, el texto escrito que apoya las citas grabadas brinda un contexto. En la televisión, las imágenes hacen a alrededor del 85% del impacto de una historia, por lo que un buen texto no siempre compensa imágenes o audios aburridos, porque la audiencia no quedó “cautivada” y dejará de ver el programa. En ambos casos necesitará construir su historia alrededor de las imágenes o de los testimonios.

Comenzar con el informe básico que capturó con su cámara, luego elegir las palabras cuidadosamente para:

  1. (a) subrayar los aspectos más importantes de la historia.
  2. (b) equilibrar allí donde las imágenes o las citas solo muestran ciertos aspectos.
  3. (c)  seleccionar o enfatizar los aspectos a los que su audiencia debe prestar especial atención.
  4. (d) conectar diferentes imágenes o citas explicando cómo se desarrollan a través del
  5. (e)  contextualizar las imágenes o citas.
  6. (f)  dar un giro a las imágenes o citas agregando un sentido o una interpretación extra sin distorsionar la información ni sacarla de contexto.

El locutor o periodista puede y debería considerar estas prioridades. Pero eso no significa que él o ella deban interponerse constantemente entre el espectador y la noticia generando un filtro o una barrera. Cabe privilegiar siempre el audio original de un protagonista diciendo algo relevante para la historia por sobre una voz en el estudio que parafrasea sus palabras.

Entre las diferencias entre medios audiovisuales y gráficos se destacan:

El lector de un medio gráfico siempre tiene la posibilidad de leer el mismo artículo dos veces, si hay algo que no entiende. Eso no ocurre en el caso de los medios audiovisuales: las imágenes solo pasan una vez ante los ojos del espectador.

En los textos impresos, los errores saltan a la vista cada vez que el lector vuelve sobre la misma página. En los medios audiovisuales, el error se nota la primera vez o no se nota.

> Un texto escrito contiene señales claras, como títulos, epígrafes y párrafos, que orientan al lector. El espectador que enciende su televisor cuando ya ha comenzado un programa puede tener dificultades para encontrar el hilo conductor.

El lector puede interrumpir la lectura, dedicarse a otra cosa, y luego retomar la lectura donde la dejó sin perderse nada. No pueden hacer lo mismo las audiencias de medios audiovisuales, salvo que graben el segmento o, que las nota esté disponible en la web.

> La televisión agrega a la noticia hablada otras evidencias (documentos sonoros, videos, etc.), lo que puede hacerla más creíble (“Debe ser cierto, lo vi por televisión”). Por esa misma razón, puede distorsionar también mucho más la realidad.

En los medios audiovisuales las noticias solo existen a través del tiempo. Con la excepción de los podcasts o los videos en internet que los hace tangibles como el diario.

Es más difícil concentrarse en los informativos radiales y televisivos porque las noticias literalmente pasan volando ante el espectador. Es más probable que la audiencia se lleve una impresión general y menos que recuerde cada detalle. Eso hace que la naturaleza de todo el paquete sea tan importante.

> Los noticieros en la televisión no requieren un gran dominio de la lectura y escritura. En cambio, se necesita buen conocimiento general para comprender una oferta muy variada de noticias que se van sucediendo rápidamente.

Las noticias que se transmiten por televisión o radio pueden ser más atractivas que leer las noticias impresas en un papel de diario gris. Leer un artículo puede llevar más tiempo, pero también el lector obtendrá una información más detallada.

La naturaleza del medio audiovisual y la forma de consumirlo de la audiencia hace que escribir para estos medios requiera de una aproximación lingüística totalmente diferente a la que se emplea en los medios gráficos. En cualquier caso, siempre estará compitiendo por un tiempo o un espacio limitado para transmitir un significativo número de hechos, por lo que se debe encontrar un hecho destacado o idea que cautive a la audiencia de inmediato para contar desde ahí la investigación.