No es posible pasar de la idea directamente a la investigación. La idea es apenas el punto de partida. Dado que la investigación periodística conlleva una responsabilidad – y una serie de riesgos legales –, el informe deber ser lo más exhaustivo, exacto y completo posible. La labor periodística también es un trabajo en equipo que demanda importantes recursos, por lo que, además, deberá velar por una buena comunicación con los colegas y por un acceso adecuado a la documentación que necesita para el proyecto. Por eso hay que planificar cuidadosamente cómo irá desarrollando cada una de las etapas de la investigación.

El origen de su idea determinará el plan de trabajo. Si la idea surge de las propias observaciones o de una evidencia anecdótica, deberá cerciorarse de que estas experiencias individuales o aisladas efectivamente representen una tendencia más amplia. Si la idea proviene de una pista brindada por un tercero, antes de avanzar en el trabajo, deberá verificarse su autenticidad, confiabilidad y los posibles motivos que impulsaron a esa fuente a transmitir la información. Pero incluso con fuentes intachables y hechos irrefutables, el primer paso del proceso será convertir la idea en una hipótesis o en una pregunta claramente enfocada para corroborar, descartar o incluir en la investigación. No obstante, esta fase inicial del plan nunca es rígida: deberá ser lo suficientemente flexible para incorporar informaciones nuevas y reorientaciones como producto de lo que su investigación pueda poner al descubierto.

A menudo una historia comienza con una idea de amplio alcance que abre un universo de investigación igualmente amplio (y posiblemente inmanejable)  de tópicos. Thomas Oliver, un periodista de investigación y exeditor jefe de The Atlanta Journal-Constitution, dice: “Un proyecto puede convertirse en una historia abarcadora y terminar por comprender todo aquello que uno mismo quiere saber acerca de un tema. Eso es una debilidad, no una fortaleza”. Escribir es una buena técnica para desarrollar y precisar la idea. Al redactar un resumen de la historia – un párrafo que refleje en forma sintética lo que será el informe final –, la mente se abrirá a la historia y proponer una variedad de posibles explicaciones. También le ayudará a decidir si conviene abordar la historia desde un ángulo local o si tiene implicancias regionales o nacionales. En este punto, las siguientes preguntas son cruciales:

  • >   ¿Qué ha venido ocurriendo? ¿Por qué debería interesarse el lector?
  • >   ¿Quiénes son los actores involucrados? ¿Cómo lo hicieron? ¿Cuáles son las consecuencias?
  • >   ¿Qué salió mal? ¿Cómo salió mal? ¿Por qué salió mal? ¿Cuáles son las consecuencias?
  • >   ¿Cuál es la noticia? ¿Cuál es la historia? ¿Cuáles son las palabras clave asociadas con la historia?
  • >   ¿Cuál es la motivación? ¿Quién se verá beneficiado o perjudicado si la historia es publicada? ¿Facilitará la historia el debate sobre valores o conductas sociales? ¿Pondrá de manifiesto sistemas o procesos corruptos?

Responder estas preguntas ayudará a pensar cómo presentar la historia e identificar la dirección en la que deberá orientar la investigación.


Por ejemplo, en el caso de que se produzca un importante brote de diarrea después de haber sido privatizado el sistema de agua potable, puede encararse la historia mostrando qué hace la gente para abastecerse de agua si no puede pagar por el servicio de agua potable que provee la empresa; también puede escribir a partir de una visita a la planta potabilizadora para comprobar si se hacen los controles de seguridad adecuados. Una consideración cuidadosa de estas cuestiones puede ayudar a poner el foco en los valores que subyacen a la historia. Este es el momento en el que también se pueden examinar posibles prioridades como el interés público y en el que se toma la decisión de abandonar el proyecto, como en el caso de historias cuyo único propósito es solo visibilizar algo. Al encuadrar su historia, evite terminología ambigua que puede ser interpretada de diferente manera. Una vez recolectada toda la evidencia estará en condiciones de volver a las preguntas previas y orientar la escritura adecuadamente.