WHAT'S NEW?
  • Don’t miss the newest edition – The Chinese manual READ MORE
  • New: Case studies on investigative reporting from the Balkans READ MORE
  • Great news for journalists from Nepal: Our Nepali edition is online! READ MORE

La investigación básica demostrará si la hipótesis inicial se confirma o si aparece una alternativa. ¡Puede ocurrir que se encuentre lo opuesto de lo que se esperaba encontrar! Sin embargo, esta investigación le sirve de base al periodista – no al editor, ni a la fuente, sino solo a usted – para resumir su historia en un conciso y atrayente título de trabajo. Es posible que ese título no sea el defitivo, pero es una buena forma de mantener el foco de la historia. Ayudará a armar la historia e incluso a pensar creativamente sobre la forma de presentar la historia mediáticamente. El título se puede y debe modifi r en la medida en que vaya apareciendo más evidencia.


‘Médicos que matan bebés’ vs ‘Bebés salvados viven hoy enfermos y en la calle’

Mark Hunter, un profesor de periodismo, relató que en una oportunidad se le encomendó obtener una historia sobre médicos que supuestamente mataban a bebés prematuros en hospitales estadounidenses. Sin embargo, a medida que fue avanzando en su investigación se encontró con una realidad totalmente diferente. Una nueva ley en Estados Unidos impulsada por un grupo de presión religioso fundamentalista obligaba a los médicos a salvar la vida incluso de bebés tan prematuros y débiles que debían ser sometidos a procedimientos médicos dolorosos e invasivos. Recién nacidos que antes de la entrada en vigencia de la ley fallecían por carecer de la necesaria condición física para sobrevivir, ahora eran sometidos a operaciones, transfusiones, pruebas y más operaciones para mantenerlos con vida. De hecho, en los hospitales sobrevivían más recién nacidos que nunca antes. Por desgracia, la mayoría de estos bebés crecían con enfermedades crónicas y graves discapacidades. A la vez, otra ley impulsada por sectores conservadores recortó al mismo tiempo el gasto social, desmantelando el servicio de apoyo gratuito para niños discapacitados de hogares pobres. Muchos de estos niños salvados terminaban vegetando en las calles. Finalmente, el título que Hunter encontró para su historia fue otro, pero no por eso menos chocante.