WHAT'S NEW?
  • We are happy to share the Korean edition with you. READ MORE
  • Don’t miss the newest edition – The Chinese manual READ MORE
  • New: Case studies on investigative reporting from the Balkans READ MORE

Antes de interpretar cifras y gráficos es importante entender la escala y la referencia de los ejes. Es fácil hacer que un pequeño cambio parezca dramático incrementando la escala y tomando únicamente como base estadística el momento
en el que se produce el cambio. Se debe ser escéptico con fracciones o porcentajes a la hora de interpretar los gráficos y tener presente la información previa sobre las muestras y el grupo testigo.

En algunos casos, dos conjuntos de números pueden presentar un mismo patrón, pero esto no significa que necesariamente estén relacionados uno con otro o que exista una relación de causa y efecto. Los chicos crecen a medida que tienen más edad y sus capacidades lingüísticas mejoran al mismo ritmo. Pero eso no significa que el crecimiento físico mejore las habilidades lingüísticas. En cualquier caso, es importante leer cuidadosamente los gráficos y cuadros para determinar por qué se sugiere una relación. ¿Existe una investigación válida sobre un área similar comparable que la respalde? Del mismo modo, solo porque algo ocurrió después de otro evento, eso no prueba automáticamente que el primeró causó lo segundo. Los datos por sí solos no prueban nada. La investigación debe examinar el contexto, descartar posibles causas y distinguir las causalidades de las verdaderas correlaciones.

Para quienes estén interesados ​​en cómo leer los informes de la compañía, estos son los consejos del periodista ganador del premio Pulitzer, David Cay Johnston.


Llegamos al punto en que ya se ha recabado la información necesaria, los nombres que pueden servir de fuentes y con ella se confeccionó una base de datos. El próximo capítulo explicará cómo identificar personas que puedan ser buenas fuentes de información y cómo lograr que efectivamente compartan con usted lo que saben.